viernes, 7 de abril de 2017

"El oropel y la realidad" - P. Galvez. Domingo De Ramos.







--------------------------------------------------------------------------

Mi canal es tu canal, suscríbete y sé bienvenido...

Fiel A Cristo. https://goo.gl/DGIvsQ

--------------------------------------------------------------------------

Domingo de Ramos

Mt 21: 1-9

"El oropel y la realidad"

El evangelio de hoy nos muestra la entrada triunfal de Jesucristo en la ciudad de Jerusalén; una entrada que no es como la que hacían los emperadores romanos después de triunfar en una batalla. En este caso, Jesucristo lo hace cabalgando sobre un borrico.

La verdadera grandeza del hombre no va de fuera hacia adentro sino al revés. El cristianismo no es una religión donde brille el fasto, el ruido, la gloria humana. La vida de Cristo es la mejor muestra: nace pobremente en un estado, vive en pobreza y muere en una cruz. El cristianismo siempre ha sido contrario al modo de pensar y proceder del mundo.

San Pablo nos recuerda también un camino similar: “Considerad hermanos vuestra vocación, porque no hay entre vosotros muchos sabios y entendidos según el mundo… sino que Dios escogió la necedad del mundo para confundir a los sabios.

O cuando el mismo Jesucristo, dirigiéndose al Padre dice: “Yo te alabo Padre Santo porque has ocultado todas estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los humildes…”.

La gloria del mundo no es sino oropel; es decir oro falso. Bella apariencia por fuera, pero ahí queda todo. Por dentro no hay más que podredumbre, como en el caso de los fariseos.

El mundo, y en muchas ocasiones también la Iglesia actual, lo único que busca es el boato y el oropel. Estamos tan acostumbrados ya a ello, que la farsa y la mentira nos parece lo normal y auténtico. ¿Qué pecado hemos cometido para que Dios nos haya castigado así?

En Satanás, que es el padre de la mentira, todo es farsa y oropel. Él es el maestro del disfraz, pues nunca nos muestra su auténtica cara. Como nos dice San Pablo en 2 Cor 11: “…los falsos apóstoles, que se disfrazan de apóstoles de Cristo y que nada tiene de extraño, pues el mismo Satanás de disfraza de ángel de luz”.

El mundo de hoy y nuestra amada Iglesia están cubiertos de un velo de mentiras y falsedades y que sólo engañan a los que se dejan engañar. Hay muchos ejemplos de todas estas falsas doctrinas que hoy están engañando a muchos.

----------------------------------------------------------------------------------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario